Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí

Convivir con la enfermedad

Muchos pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica presentan a veces, ansiedad, depresión y aislamiento social debido a las limitaciones que la dolencia les impone.

La percepción de su cuerpo cambia, se sienten más solas, se crea un concepto negativo de la persona y aparece en muchos casos, la disminución de la autoestima.

Muchas veces incluso cambia la relación del enfermo con la familia y los amigos.

La rehabilitación pulmonar pretende combatir, en la medida de lo posible, los efectos negativos que se derivan de la enfermedad, combinando ejercicios de entrenamiento con programas educativos y de comportamiento para mejorar la vida del paciente día a día.

Además de mejorar la actividad diaria, la rehabilitación pretende que el enfermo sea más independiente. Debe incluir, además del ejercicio físico, una alimentación saludable.